Rehabilitación de edificios: garantía de bienestar y seguridad en tu hogar

Rehabilitación de edificios: garantía de bienestar y seguridad en tu hogar

Invertir en la rehabilitación de tu edificio es imprescindible para garantizar el bienestar y la seguridad de tu hogar. Gracias a ella, se pueden mejorar las condiciones de vida de las personas, aumentar el valor de la propiedad y prevenir accidentes y lesiones.

¿Qué es la rehabilitación?

La rehabilitación de edificios es un proceso constructivo que se realiza para mejorar algunas condiciones de este, como, por ejemplo:

  • Condiciones de habitabilidad
  • Condiciones de seguridad estructural y arquitectónica
  • Nivel de calidad de protección contra la presencia de agua y humedades
  • La accesibilidad
  • La eficiencia energética
  • La calidad y cantidad de iluminación natural y ventilación interior

Estas acciones se realizan tanto en el interior de las viviendas como en las zonas comunes de los edificios residenciales, como podría ser el caso de las fachadas. No solo se trata de mejorar la estética del hogar, sino también de asegurar que todas las instalaciones y estructuras estén en perfectas condiciones. 

En España la ley vigente en materia de inmuebles y rehabilitación recoge que son los propietarios los que tienen el deber de conservar en buen estado sus inmuebles. Dice así la ordenanza municipal de conservación y rehabilitación de edificios:

“Los propietarios de terrenos, construcciones y edificios, tienen el deber de conservarlos en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y decoro, realizando los trabajos y obras precisas de conservación y rehabilitación.”

Es por eso que la rehabilitación no solo es necesaria, sino que también es un deber que tenemos como propietarios.

¿Por qué es necesaria la rehabilitación de edificios?

La rehabilitación de un edificio es necesaria por múltiples motivos, estos son los seis principales:

  1. Seguridad: un edificio antiguo y en mal estado supone un problema tanto para los residentes como para los viandantes. Algunos problemas se podrían traducir en desprendimientos de la fachada, roturas en la cubierta, filtraciones de agua y humedades, etc.
  2. Sostenibilidad: ayuda a reducir el consumo de recursos naturales y minimiza el impacto ambiental en comparación con la construcción de nuevos edificios.
  3. Preservación del patrimonio: al rehabilitar edificios antiguos en lugar de demolerlos, se conserva la historia y el carácter del lugar.
  4. Aumento del valor: la rehabilitación puede aumentar el valor de la propiedad a medida que se actualizan y mejoran las instalaciones, lo que puede resultar en un entorno de inversión satisfactorio.
  5. Mejora de la eficiencia energética: gracias a la incorporación de sistemas y tecnologías más modernas y sostenibles. También se consigue reducir el consumo de energía gracias a la mejora del aislamiento del edificio.
  6. Mejora de la calidad de vida: mediante la renovación de espacios interiores, mejoras en la accesibilidad y la incorporación de medias de seguridad y comodidad.

En el momento de elegir una empresa de rehabilitación para el hogar, es importante elegir una que trabaje de forma legal, que cuente con experiencia en el sector y trabaje con materiales y herramientas de calidad, ya que todo esto puede influir en la durabilidad y efectividad de los trabajos realizados.

En conclusión, la rehabilitación del hogar es una inversión importante para garantizar la seguridad y el bienestar a largo plazo de la familia. No solo mejora la calidad de vida de los habitantes del hogar, sino que también aumenta el valor de la propiedad. Si estás pensando en realizar un proyecto de rehabilitación, no dudes en contactar con Comoli para que te asesoremos y comencemos a trabajar en la mejora de tu edificio.


Call Now ButtonLlámanos